Sevilla: Doce sevillanos hicieron su testamento a favor de Cáritas en los últimos cinco años

這是

Sevilla
Sevilla
Doce sevillanos hicieron su testamento a favor de Cáritas en los últimos cinco años https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-doce-sevillanos-hicieron-testamento-favor-caritas-ultimos-cinco-anos-201908240819_noticia.html Aug 24th 2019, 06:19
«Donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón». En este versículo del evangelista San Mateo se recoge el espíritu de la campaña «La solidaridad vive en ti», con el que Cáritas Diocesana de Sevilla busca llamar a la generosidad de los sevillanos hasta el último de sus días dejando parte de su herencia en favor de las personas más necesitados. Y los frutos de esta iniciativa comienzan a recogerse: una docena de sevillanos han legado hasta dos millones de euros en los últimos cinco años.
Aunque no es algo nuevo que algunas personas al hacer su testamento piensen en destinar parte de los bienes que ha ido consiguiendo a lo largo de su trayectoria vital a Cáritas, desde hace dos años el brazo social de la Iglesia en Sevilla ha puesto en marcha una campaña, que también se reproduce a nivel nacional, para intensificar el mensaje de que existe esta posibilidad.
Esta campaña, como tantas otras puestas en marcha por Cáritas Diocesana de Sevilla para aumentar los socios y los recursos, busca insistir en la captación de fondos para hacer realidad los distintos programas que tiene la organización en pro de las personas más necesitadas de la sociedad. El 80 por ciento de los recursos con los que cuenta Cáritas en Sevilla provienen de ayudas privadas, de socios y particulares, según apunta el delegado de la organización Mariano Pérez de Ayala, que también ostenta el cargo de presidente de Caritas Regional de Andalucía.
Y dentro de la búsqueda de captación de fondos se enmarcar la iniciativa para obtener de forma voluntaria parte de las herencias que dejan los sevillanos, dando la posibilidad a la gente de que cuando hagan disposiciones testamentales puedan dejar un legado a favor de Cáritas y, a la postre, a las personas más vulnerables socialmente.

Pérez de Ayala no deja de recordar que siempre han existido casos de personas solidarias que cuando piensan qué hacer con sus bienes han tenido en consideración a la hora de hacer su testamento dejar parte de los mismos para Cáritas.
¿Qué dice el Código Civil? El testamento es definido por el Código Civil como la declaración de voluntad escrita de una persona (testador), por la que dispone el destino de sus bienes y obligaciones, o parte de ellos, para después de su muerte. Mientras, el legado es el acto a través del cual una persona, en su testamento, decide asignar una parte concreta de sus bienes o derechos a otra persona física o jurídica determinada. Esto conlleva la limitación de no poder perjudicar en ningún caso la legítima de los herederos forzosos. Los legados deben otorgarse obligatoriamente mediante testamento, indicándolo en el mismo de forma expresa.
De otro lado, la herencia es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones que por el fallecimiento de una persona se transmite a los sucesores y que, con carácter general, la ley divide en tres partes.
Así, el Código Civil distingue en el tercio de legítima (se reparte entre los hijos del testador a partes iguales), el tercio de m ejora (el testador tiene cierta disponibilidad sobre esta parte a la hora de adjudicarla. Se debe repartir entre los hijos y descendientes, pero no necesariamente a partes iguales. Si no hay testamento o no se dice nada al respecto, esta parte se suma a la legítima), y el tercio de libre disposición (el testador puede decidir con absoluta libertad su adjudicación a un familiar, un tercero o persona jurídica). Y en esta última parte es donde entraría la parte de la herencia que se podría dejar en beneficio a instituciones como Cáritas.

Pisos, cuadros y hasta un mantón de Manila son algunos de los bienes que también donan a Cáritas

Según el delegado de Cáritas en Sevilla, no existen en este sentido unos factores que puedan influir en menor o mayor medida en el patrimonio legado a Cáritas, pues al final lo que la gente haya decidido heredar a esta institución depende mucho de los fallecimientos que se registren en un año, es decir, se trata de un elemento aleatorio y temporal. En esta cuestión no influyen elemento externos como la crisis económica, por ejemplo. Y sí, la vinculación con Cáritas a lo largo de su vida.
Alguien puede hacer su testamento en 2019 y el legado se recibe dentro de diez años, pues el mismo entra en vigor y se hace realidad cuando el testador fallece.
Por ello, en Cáritas están pendientes de la llamada del notario, que es la persona que finalmente le dará la noticia de que una persona decidió, en su última voluntad, legar parte de su patrimonio a Cáritas. Pero esa disposición testamentaria o legado tiene que constar expresamente en el testamento.

Desde el año 2014 hasta el 2018, Cáritas Diocesana Sevillana ha recibido una cantidad cercana a los dos millones de euros gracias a la generosidad de los sevillanos en sus testamentos, en concreto, de una docena de ellos. El primer año de este lustro fueron 630.000 euros; 36.000 euros en el año 2015; 130.000 euros en 2016; remontando a los 330.000 euros en 2017 y cerrando el ciclo con 800.000 euros el pasado año.
Aunque como se ha dicho anteriormente, es difícil cuantificar o tener una previsión de lo que se puede ingresar, en base a los números que se han dado en los últimos cinco años, se puede hablar de una media anual de 400.000 euros, gracias a los testamentos de los sevillanos. Esta cantidad no llega al diez por ciento de los ingresos presupuestados por la organización.

No todo es dinero. Cáritas ha recibido además legados en forma de bienes inmuebles (pisos) y bienes muebles (cuadros), así como otros objetos tan peculiares como un mantón de Manila. «Legan lo que buenamente pueden».
«No estamos aquí para tener bienes, por lo que cuando recibimos alguna propiedad o algún elemento mueble, llamamos a un experto tasador y lo ponemos en venta», resume Mariano Pérez de Ayala, que, no obstante, aclara que a veces algunos de los pisos donados han servico para acoger a personas sin hogar.
«No estamos para tener bienes» Estos ingresos, fundamentalmente, están sufragando el desarrollo de tres programas distintos de Cáritas Diocesana de Sevilla: programa de atención a personas en situación de grave exclusión o personas sin hogar; programa de atención a la población inmigrante; y el programa de formación y empleo.
Sin embargo, la importancia de estos legados, más allá de las cantidades económicas, radica en que medio millar de personas se benefician de estas iniciativas sufragadas por la generosidad de los sevillanos en su última voluntad.
Más de 500 personas son atendidas por Cáritas como consecuencia de la solidaridad que algunas personas manifiestan en sus testamentos, lo que se traduce en «un gesto de generosidad de mucho valor, pues en el momento en el que piensan en el destino último de lo poco o mucho que tienen se acuerdan de los más necesitados de la sociedad».
Para el delegado de Cáritas en Sevilla, «dice mucho de la solidaridad de las personas y de su altura moral que en su última disposición de voluntad quieran compartir lo que han conseguido».

Personas beneficiarias del Proyecto Nazaret de Cáritas – ABC Tres destinos: Empleo, población inmigrante y personas sin hogar Los dos millones recibidos en los últimos cinco años gracias a la generosidad de los sevillanos, Cáritas ha podido crear y ampliar proyectos para la inclusión social y laboral de las personas con riesgo de exclusión social. La donación de un piso ha permitido al programa de atención integral a las personas sin hogar, añadir una segunda etapa de independencia y reinserción tras su paso por el Centro Amigo. Así, estas personas, que terminan su proceso de recuperación personal en el centro, tienen un periodo de adaptación contando con una mayor autonomía en un entorno de protección y amparo que le posibilita empezar de nuevo con la tranquilidad de tener, mientras tanto, un lugar en el que vivir.
El Centro Diocesano de Empleo, gestionado por Cáritas, busca facilitar la inserción sociolaboral de personas en riesgo de exclusión. El centro se inauguró en 2016, como materialización del compromiso conjunto de la Archidiócesis de Sevilla en el Año de la Misericordia convocado por el Papa Francisco. Por su parte, el departamento de Migraciones de Cáritas trabaja la acogida, atención integral y acompañamiento a personas migrantes que presentan situación de vulnerabilidad social en su proceso de inclusión. En este contexto nace el Proyecto Nazaret.

You are receiving this email because you subscribed to this feed at https://blogtrottr.com
If you no longer wish to receive these emails, you can unsubscribe here: https://blogtrottr.com/unsubscribe/1bG/Pfw2tP